Fundación RED
DONAR AHORA

ABUSO SEXUAL EN EL NÚCLEO FAMILIAR

En los últimos años en Colombia, los reportes preliminares entregados por el Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses evidencian un crecimiento de los peritajes o análisis realizados a menores de edad con relación a episodios de abuso sexual. Según medicina legal se han denunciado 7.165 de presunto delito de abuso sexual en menores de edad de enero a abril de 2018, donde el 88% las víctimas conocían a sus agresores, es decir estaban en su entorno familiar, escolar y social.

“El incesto es el abuso sexual cometido hacia una persona, niño o adolescente con el que existe una relación de parentesco por consanguinidad y/o afinidad, significa la relación sexual entre las personas que son familiares y no pueden casarse por ley, esto abarca también la relación sexual entre un padrastro y un hijastro”

Es muy importante que padres y educadores estén conscientes en todo momento que de nada servirá enseñar lo que, con su propio ejemplo, estén contradiciendo. Es decir, no debe existir incongruencia entre lo que se dice, lo que se hace y lo que se siente. Junto con la instrucción sexual deben estar presentes los valores.

Factores de riesgo

Los factores de riesgo frente al abuso sexual hacen referencia a las circunstancias de distinto tipo que inclinan a los niños, niñas y adolescentes sean víctimas de abusos sexuales. No es una relación causa efecto, solo es una probabilidad. Entre ellos se destacan: en el ámbito individual, familiar y social.

FAMILIARES

Relación padres-hijos:

  • Aislamiento social de la familia.
  • Historia de malos tratos o abandono.
  • Historia de ruptura familiar.
  • Madre enferma, discapacitada o ausente del hogar.
  • Consumo excesivo de alcohol o sustancias psicoactivas.
  • Comunicación deficiente.
  • Padres dominantes o violentos. Madres maltratadas.
  • No contar con habilidades para resolver conflictos.

INDIVIDUALES

  • Falta de capacidad empática.
  • Aislado socialmente.
  • Problemas de conducta.
  • Temperamento difícil.
  • Discapacidad física o psíquica: disminución visual, síndrome de Down, etc.
  • Carentes de afecto en la familia.
  • Desconocimiento con respecto al abuso y la manera de evitarlo/afrontarlo.

SOCIALES

  • Vulneración de los derechos de la infancia.
  • Inhibición de la denuncia.
  • Ignorancia sobre las características del desarrollo evolutivo y sexual del niño y sus necesidades.

El ASI (Abuso Sexual Infantil) tiene consecuencias a corto y a largo plazo a nivel físico, psicológico, que si no se detecta a tiempo puede tener graves y fatales consecuencias.

Consecuencias a corto plazo  

Es sabido que al menos un 80% de las víctimas sufren consecuencias psicológicas negativas. En general, las niñas tienden a presentar reacciones ansioso-depresivas; los niños, fracaso escolar y dificultades inespecíficas de socialización, así como comportamientos sexuales agresivos (,).

Respecto a la edad: los niños muy pequeños (en la etapa de preescolar), al contar con un repertorio limitado de recursos psicológicos, pueden mostrar mecanismos de negación de lo ocurrido. De otra parte, los niños un poco mayores (en la etapa escolar) son más frecuentes los sentimientos de culpa y de vergüenza ante el suceso.

El ASI presenta una especial gravedad en la adolescencia porque el perpetrador puede intentar el coito, donde aumenta el riesgo real de embarazo y la adolescente dimensiona el alcance de la agresión, con mayor efecto traumatizante en los casos de relación incestuosa. De tal forma es común observar en la víctima conductas como huidas de casa, consumo abusivo de sustancias psicoactivas, promiscuidad sexual e incluso intentos de suicidio.

Consecuencias a largo plazo

Los efectos a largo plazo pueden afectar, al menos, al 30% de las víctimas.

Los problemas más habituales son las alteraciones en la esfera sexual -disfunciones sexuales y menor capacidad de disfrute, especialmente-, la depresión y el trastorno de estrés postraumático, así como un control inadecuado de la ira (en el caso de los varones, volcada al exterior en forma de violencia. En el de las mujeres, canalizada en forma de conductas autodestructivas).

En la Fundación Red te invitamos a participar de nuestro proyecto Prevenir en Familia, en dónde conocerás la información para prevenir, educar y denunciar.

Por el futuro de los niños, niñas y adolescentes.

 

CANTÓN, J. y CORTÉS, M.R. Malos tratos y abuso sexual infantil. Siglo XXI de España Editores. 2009: Madrid.
CANTÓN, J. y CORTÉS, M.R.
Sintomatología, evaluación y tratamiento del abuso sexual infantil. En: Manual de psicología clínica infantil y del adolescente. 2001: Madrid.

FINKELHOR, D. Victimología infantil. En: Violencia contra niños. 1999: Barcelona.

Fundación Red

Enviar Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *