Fundación RED
DONAR AHORA
¿CÓMO DETECTAR SI MIS HIJOS ESTÁN SUFRIENDO DE ACOSO SEXUAL CIBERNÉTICO?

¿CÓMO DETECTAR SI MIS HIJOS ESTÁN SUFRIENDO DE ACOSO SEXUAL CIBERNÉTICO?

Es importante que padres, familiares y cuidadores, sepan claramente que el acoso y todo lo relacionado con el abuso sexual infantil en los medios cibernéticos no son tan fáciles de detectar, tan sólo una vez esté ocurriendo es cuando identificamos ciertos comportamientos que nos indicarán que “algo está pasando” sin embargo, existen algunas recomendaciones para que los padres e hijos estén alerta y así evitar que caigan en las redes de depredadores en internet, sobra advertir que no hay que dejar pasar por alto ningún signo de alarma, así no se vea peligroso este puede ser más contraproducente de lo que usted piensa.

Por hoy trataremos el tema de DETECTAR, y de forma específica te invitamos a participar de nuestro taller de Prevenir en Familia en la Fundación Red.

Empecemos por conocer que estas actividades son una cadena, puede iniciar por cualquiera de las ramas (gromming, sexting y sex- casting) sin embargo siempre la pretensión final es el abuso del menor.

Al iniciar podemos ver que es probable que el gromming haya iniciado esta cadena de terror, llevándonos al sexting y otros flagelos peores; a continuación identificaremos cómo DETECTARLO.

  • Aumento de irritabilidad.
    Agresividad en el seno familiar, contestar de forma agresiva y estar a la defensiva son señales de alarma, sobre todo si este comportamiento antes no era usual.
  • Inseguridad.
    El hostigamiento cibernético causa estragos en la confianza y en la forma en la que una persona se percibe a sí misma, provocando sentimientos de inseguridad, soledad y miedo que inevitablemente proyecta a los demás.
  • Oculta lo que hacen en la red.
    En el caso de los jóvenes, no es aconsejable revisar todo el tiempo lo que hacen en las redes sociales. No obstante, hay algunas situaciones que nos pueden hacer sospechar que las cosas no van bien.
    ¿Al pasar cerca de ellos cuando están frente a una tablet, computadora o teléfono, hacen todo lo posible por bloquear la pantalla? ¿Se molestan si entran a su habitación cuando usan estos aparatos? Si estos reflejos se repiten a menudo, hay que redoblar nuestra atención.
  • Se pone nervioso.
    Si uno de tus hijos recibe un mensaje o una llamada y de la nada se pone incómodo, nervioso o agresivo, puede que haya un problema. Los cambios repentinos de humor hablan de situaciones que alteran de forma importante la estabilidad de una persona.

En ocasiones el ciberbullying es el punto de presión de todos estos problemas en la Internet y es cuando empiezan a salir a la luz, ahora identifiquemos algunos comportamientos y recuerde siempre estar atento a los posibles cambios de conducta.

  1. Sus hábitos cambian: el niño no quiere asistir o participar de actividades escolares o extraescolares que antes le resultaban divertidas, y con excusas intenta no ir al colegio, su rendimiento académico es mas bajo de lo normal. Su alimentación se ve disminuida y le cuesta mantener la atención, se esconde cada vez que usa Internet en computador o en dispositivos móviles.
  2.  Cambios en su estado de ánimo: es normal que el niño sufra cambios de ánimo a lo largo del día y sienta tristeza o indiferencia ante cosas que antes le motivaban, puede reaccionar de forma agresiva en determinados momentos de forma no justificada o se muestra tenso y enojado.
  3. Cambios en sus relaciones habituales: deja de ir con sus amistades de siempre, prefiere estar sólo en vez de con los amigos, reacciona de forma exagerada ante una pequeña broma, no quiere salir de casa, le cuesta comunicarse y se vuelve muy hermético.
  4. Cambios físicos: su lenguaje corporal se modifica ante la presencia de determinadas personas encorvando los hombros, agachando la cabeza y no mirando a los ojos, en el colegio prefiere estar cerca de profesores o cuidadores y huye de espacios ocultos a las miradas, tiene lesiones físicas que no puede explicar y sus pertenencias se pierden con frecuencia o están extremadamente deterioradas. También puede referirse a mareos, dolores de cabeza, diarreas o incluso vómitos.

Si ya ha avanzado en ese camino entonces…

Los niños niñas y adolescentes víctimas de la pornografía infantil, sufren de múltiples afectaciones en su desarrollo integral (físico, psicológico, espiritual, moral y social), que pueden llegar a acabar con sus vidas.

En las víctimas es frecuente encontrar la pérdida de confianza en sí mismos, en los otros, en la familia y en las instituciones, a tal punto de que les es difícil diferenciar ambientes protectores de los de riesgo y se tornan resistentes a recibir protección.

Entre los principales efectos psicológicos que puede sufrir la víctima, se mencionan los siguientes:

SI NOTAS ALGUNO DE ESTOS SÍNTOMAS ES URGENTE QUE ACTÚES

Trastorno de estrés postraumático.

Vergüenza

Angustia

Timidez

Ansiedad

Agresividad

Sentimiento de culpa

Remordimiento de denunciar a su agresor.

Desconfianza

Depresión aguda

Terrores nocturnos

Aparición de Fobias

Baja autoestima

∙ Estigmatización social

Tendencia al suicidio

Disminución del rendimiento escolar.

Afectación a su desarrollo socio afectivo

Propensión al alcoholismo y a las drogas.

Trastornos sexuales durante la juventud y adultez.

Trastornos de la personalidad.

Conversión en personas conflictivas e introvertidas.

¿Y QUÉ HACER?

En nuestro próximo blog te contamos como PREVENIR y que hacer, no te pierdas nuestro taller Prevenir Detectar y Denunciar, en Redes. Campaña Prevenir en Familia.

 

Fuente: EL DELITO DE PORNOGRAFÍA INFANTIL John Almeida Villacís ∗

Fundación Red

Enviar Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *